viernes, 8 de mayo de 2015

La larga marcha, Stephen King

Autor: Stephen King
Título original: The Long Walk
Editorial: Debolsillo
Páginas: 352
ISBN9788497930017
Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente... Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirán.
La larga marcha era una novela desconocida para mí hasta que llegó el boom de las distopías a la literatura. No sé si considerarla realmente una distopía, tampoco creo que sea futurista como señala la sinopsis, opino que Stephen King escribe sobre un hipotético concurso en parte como una crítica hacia los reality shows y sobre todo a los despiadiados espectadores de este tipo de programas.

Ha sido uno de los libros más intensos que he leído, puesto que empieza prácticamente con el inicio de la marcha, y todo lo que viene a continuación es una incesante descripción del protagonista sobre el avance de la caminata y, por supuesto, su propia experiencia. Stephen King logra meternos de lleno en la situación de Garraty, el personaje al que vamos a acompañar en toda la novela, y nos hace sufrir al igual que él el deterioro físico y psicológico por el que va pasando.

La parte más interesante para mí ha sido aquella en la que muestra las diferentes reacciones de los demás participantes y su manera de afrontar la muerte. El escritor consigue poner al límite a cada uno de los personajes y eso es lo que más me gusta de las novelas de King, el ver cómo se desenvuelven sus personajes ante situaciones extremas. Creo que no llega a profundizar en ellos tanto como lo ha hecho en otras novelas, pero la verdad es que a varios terminas por cogerles cariño y realmente uno sufre cuando los "lee" morir.

Si tuviera que ponerle una pega diría que no me ha quedado muy claro por qué tantos adolescentes se apuntan a una caminata como esta; aunque algunos de ellos sí que lo justifican, el hecho de que sean tantos los participantes, y cientos los que se han quedado fuera por sorteo, es algo que creo que ha quedado demasiado en el aire. Tampoco se explica por qué solo hay chicos participando y no chicas. Por lo demás, es de las novelas más extrañas que he leído de Stephen King, y pese a que muchos critican el final (los finales de este autor suelen ser así de abiertos) yo creo que está bastante claro lo que quiere transmitir y me ha parecido magistral la capacidad que tiene de sacar partido a una idea en principio tan simple.

1 idea(s) :

Jesús dijo...

Desde mi punto de vista, una de las novelas imprescindibles de King. Tensión constante a lo largo del recorrido. Como bien dices, una idea muy sencilla pero de la que el autor saca bastante partido. ¡Saludos!