domingo, 21 de julio de 2013

La ladrona de libros, Markus Zusak

-Autor: Markus Zusak

-Título originalThe Book Thief

-Editorial: Debolsillo

-Páginas: 544

-ISBN 9788483468807
Érase una vez un mundo donde las noches eran largas y la Muerte contaba su propia historia. Érase una vez una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la II Guerra Mundial. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y, a través de los libros, Rudy logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida. 
En plena Alemania nazi una niña es acogida por un matrimonio en la ciudad de Molching, cerca de Múnich. Los nuevos padres de Liesel Meminger serán Rosa y Hans Hubermann. No pasa mucho tiempo hasta que Hans se convierte en una persona imprescindible en su vida, quien le enseña a leer y la consuela de la frecuente pesadilla en la que se repite la muerte de su hermano. Pronto se hace amiga inseparable de su vecino Rudy Steiner, con quien compartirá decenas de robos, entre ellos los de varios libros. Pero no son buenos tiempos, y la muerte, tanto en la posición de narradora como de un personaje más, se cierne sobre todo el país, y a Liesel, por desgracia, los estragos y consecuencias de una de las peores épocas de la historia le tocarán en primera persona.

      Opinión Personal      

¿Por dónde empezar? Hay tantas cosas que contar sobre La ladrona de libros... Empezaré diciendo que no, el san benito que le han colgado al libro de que es distinta a otras historias sobre esta época no es cierto. Todavía estoy esperando a leer una novela ambientada en la Alemania nazi sin que intente emocionarme descaradamente. 

Markus Zusak destaca por su habilidad a la hora de construir personajes redondos. Se le da bien escribir sobre sus vidas y darle profundidad incluso a los más secundarios. Lo hace durante toda la novela, y eso es lo que hace que evolucionen y nos parezcan humanos y cercanos. Tiene una manera muy peculiar de describirlos y la verdad es que se hacen querer. Su modo de narrar no me disgusta pero se ha pasado de rosca intentando ser efectivo, y a eso me refería con que intenta emocionar por todos los medios. Abusa demasiado de las frases cortas y llega un momento que de tanto usarlas pierden su efectividad y cansan. Zusak tiene una necesidad imperiosa de que lloremos desconsoladamente por la suerte de los protagonistas, y se le nota.

La ladrona de libros cuenta una historia diferente. Liesel, debido a que su padre era comunista, se ve obligada a vivir con un matrimonio que no conoce pero que termina por convertirse en su verdadera familia. Aunque sea la Muerte quien narra la historia, la mayoría de las veces nos lo cuenta desde el punto de vista de la niña, porque lo que sí es cierto es que no ahonda demasiado en explicaciones sobre la situación de Alemania en esos momentos, solo en aquello que afecta directamente a los Hubermann, como es la falta de alimentos, el trato a los judíos y la guerra en otros países. No hay demasiados datos sobre la Segunda Guerra Mundial y por lo tanto la trama se hace más amena.


Me ha gustado que la novela contase con tantos detalles y situaciones anecdóticas que en un principio pueden parecer prescindibles pero que ayudan a acercarnos un poquito más a la vida de los personajes, aunque de vez en cuando eso perjudicase al ritmo de la novela y diese la impresión de que le costaba avanzar. Hay momentos muy bonitos entre Liesel y Rudy, bastante entrañables, con Max (el judío al que acogen), con su padre, con Ilsa (la mujer del alcalde)... En general te quedas con la sensación de que es una novela muy ''bonita''.

Quizás por eso a mí no me ha llegado tanto. Con los temas más serios como lo es en este caso el holocausto nazi, prefiero que las historias sean claras y directas, y que no traten de sensibilizarme. Ya de por sí es duro lo que cuenta como aún por encima recrearse en ello. Puedo empatizar con los personajes hasta cierto punto, en el momento en el que siento lástima y no pena es que ya no me gusta cómo va encaminado el asunto.


Recomiendo leer La ladrona de libros sobre todo porque las historia me parece bastante original (pese a estar basada en hechos reales), cuyos personajes y su buena caracterización son los pilares indispensables de la novela. Si os gustan las historias de llorar a moco tendido, La ladrona de libros es la mejor opción. 

Veredicto:

Una buena historia con buenos personajes. Está bien narrada, pero peca de sensiblera.

Nota:
Páginas:
Web oficial del autor

4 idea(s) :

Nina dijo...

Pienso como tu, pero es que a mi me gusto mucho aunque si puede ser sensiblera a ratos XD

Narayani dijo...

Yo lloré sólo al final del libro (eso sí, no paré de hacerlo en varias páginas)

Este libro es a día de hoy uno de mis libros favoritos. Nunca me había parado a pensar que fuera sensiblero, la verdad aunque puede ser que lo sea... Sé lo que me hizo sentir mientras lo leía y me quedo con eso :-)

Besos!

Fesaro dijo...

Tu comentario final me deja en duda

Nube de Frases dijo...

Son pocos los libros a que les tengo un cariño especial, y éste es uno de ellos. Me encanta! Saludos. :)