jueves, 6 de junio de 2013

Promesa de sangre, Richelle Mead

-Autor: Richelle Mead

-Título originalVampire Academy. Blood promise

-Editorial: Alfaguara

-Páginas: 494

-ISBN9788420401348
La vida de Rose ya nunca será igual. El reciente ataque Strigoi a la Academia St. Vladimir ha devastado el mundo Moroi. Muchos han muerto, otros han sido secuestrados, entre ellos: Dimitri Belikov. Rose tendrá que elegir entre mantener su voto de prote­ger a Lissa, su mejor amiga y la última princesa Drago­mir, o abandonar la academia y buscar a su amado. Pero, llegado el momento…
Con el resultado desolador de la última batalla en la Academia contra los strigoi, Rose lo tiene claro: viajará hasta Siberia para encontrar a Dimitri, aunque este ya no sea el hombre que conoció. Al escoger esta opción, Rose tiene que abandonar a Lissa y a Adrian, pero por más que le duela confía en que estarán a salvo, mientras que ella no sabe la suerte que le espera fuera de los límites de la Academia.

      Opinión Personal      

Una sinopsis de andar por casa, lo sé, pero tampoco quiero spoilear demasiado (aunque hay ciertos detalles que no puedo pasar por alto si quiero reseñar el libro). Promesa de sangre debería de haberme dejado anonadada, ojiplática y boquiabierta. Debería pero no lo ha conseguido. Existen ciertos tipos de historias que, llegadas a un cierto punto, se vuelven predecibles, y aunque no pierden su encanto del todo, sí dejan atrás el frescor y la novedad con los que sorprendieron en un principio.

Este cuarto libro está repleto de coraje, rabia y sentimiento, no cabe duda. El solo hecho de que Rose se lance a la deriva en busca de Dimitri ya es digno de admirar. La suerte que tiene al atravesar medio planeta y conseguir llegar a su destino también es algo cuestionable, pero no ha sido eso lo que me ha hecho refunfuñar entre dientes ''Era de esperar''. Y es desde el momento en el que aparecen los alquimistas y la pareja de Mark y Oskana me empecé a oler lo que sucedería. De verdad. No me había pasado con los tres anteriores y llega Promesa de sangre empieza a repetir un patrón que deseaba con todas mis fuerzas que no ocurriese.

Tampoco es que haya pasado algo que preveía, sino que va a pasar. Porque en cierto modo, este libro ha tenido sus puntos buenos. No me esperaba para nada los diversos encontronazos que tiene Rose con los strigoi, ni la extraña presencia de Zmey. La incorporación de los nuevos personajes me ha parecido todo un acierto, sobre todo la de Avery, una personalidad tan misteriosa como cautivadora. La trama de Lissa en la Academia me ha resultado tan interesante como la de Rose (o casi más). Gracias al vínculo entre Rose y Lissa, podemos seguir al tanto de todo lo que sucede en la Academia, lo cual es un punto a su favor.


A pesar de que los nuevos personajes me han gustado, los protagonistas han perdido su chispa en esta entrega. El problema de Lissa resultó más de lo mismo, como si estuviese en un continuo déjà vu que ya había leído antes. En cuanto a Adrian, me dio la sensación de que se había ablandado y perdido parte de su encanto. Christian, uno de mis personajes favoritos de la saga, se relega a un segundo plano e interviene de manera indirecta. Y Rose... Si bien en los libros anteriores maduraba cada vez más, en Promesa de sangre se deja llevar demasiado por el instinto. Además, esos flashbacks de sus momentos con Dimitri estaban metidos a calzador para que a la novela no le faltasen momentos romanticones.

Promesa de sangre no ha estado a la altura de los anteriores libros de la saga. He disfrutado conociendo a la familia Belikov y todo lo relacionado con Lissa me tuvo intrigadísima hasta el final. De hecho no me esperaba esa resolución. Pero ha habido pequeños detalles que están desmejorando mi visión de la saga, ciertas soluciones y respuestas que no tienen la solidez que necesitan para ser creíbles dentro del universo de Richelle. Cosas que parecen sacadas de la manga. Y a mí eso es algo que me molesta mucho, porque confiaba en que Vampire Academy tuviese giros que lo distinguiesen de otras novelas juveniles, y pese a que sí los había mantenido hasta el tercer libro, con el cuarto empieza a patinar peligrosamente.


Veredicto:

Promesa de sangre se deja llevar por soluciones fáciles y se aleja del espíritu novedoso con el que tan bien había empezado.

Nota:
Saga 'Vampire Academy':
1. Vampire Academy
2. Sangre azul
3. Bendecida por la sombra
4. Promesa de sangre
5. Spirit bound
6. Last sacrifice 

Páginas:
Web oficial de la saga

3 idea(s) :

Claudiettha J.V. dijo...

No leí ninguno de esta saga, pero le tengo muchas ganas :)

Nina dijo...

Yo lei el primero y con eso tuve. Me da pereza seguirla aparte que son 5 mas y aparte que en mi pais no estan >-<

Lis Cheshire dijo...

Tengo esta saga sin comenzar, y no es por falta de recomendaciones... me tira para atrás que no esté publicada íntegramente en español en formato papel. Una lástima que este tomo sea decepcionante, pero en sagas tan largas suele haber altibajos.